Carta al Inversor. SEPTIEMBRE 2019

Informe Mensual de Gestión Anattea FI KUNIÉ QUANT

                Kunie Quant es un fondo cuantitativo de retorno absoluto con una volatilidad anualizada objetivo del 10% y sin un índice de referencia. Durante el mes de septiembre la rentabilidad ha sido del -1.14% con una volatilidad anualizada del 4.77%. En 2019 la rentabilidad acumulada es un +5.13% con una volatilidad anualizada del 3.99%.




Gráfico 1: Evolución de Anattea FI Kunié Quant en septiembre.




Gráfico 2: Evolución de Anattea FI Kunié Quant en 2019



Tabla 1: Tabla de rentabilidad y volatilidad por meses de Anattea FI Kunié Quant 2019

El fondo Kunie Quant se divide en 3 programas en función de su plazo de inversión, lo que aumenta la diversificación eficiente de la cartera dado que la correlación entre programas es cero. En el siguiente gráfico podemos ver la evolución en septiembre de los 3 programas.

Gráfico 3: Evolución rentabilidad por programa en septiembre.

Durante el mes de septiembre vemos en el gráfico 4 como se han comportado los activos de los programas más dinámicos de corto y medio plazo.

                Por último, en el gráfico 5 vemos el comportamiento de las diferentes familias de activos durante septiembre.

Mes de septiembre negativo para el fondo sobre todo la primera parte donde sufrimos una racha de varios días negativos consecutivos que nos han hecho superar el máximo draw down que teníamos este año del 1.68% y llegar a caer desde máximos un 2.85% siendo el punto de inflexión el día 16 de septiembre desde donde se empezó a recuperar el valor liquidativo.

                Este día en concreto, es un buen ejemplo de la importancia que tiene una diversificación eficiente. El viernes 13 al cierre teníamos posiciones cortas en el petróleo WTI, durante el sábado pozos de Arabia Saudí sufrieron un importante ataque que hizo que se parara la producción, lo que tuvo un fuerte impacto en la apertura del lunes en los futuros llegando a subir un 14% en la apertura. Este aumento de la volatilidad en un activo hace que el algoritmo de gestión monetaria disminuya automáticamente su peso en la cartera, pero claro, el daño ya estaba hecho. A pesar de las fuertes pérdidas que sufrieron ese día las posiciones cortas en el oro negro el fondo solo tuvo una pérdida del -0.09% en el día, gracias a la amplia diversificación que hizo que otros activos como el trigo rojo, el cobre, los bonos o la carne de cerdo cubrieran las pérdidas del petróleo.

                El comportamiento del fondo en el mes de septiembre está dentro de lo normal y aunque nunca es plato de buen gusto, las rachas malas son inevitables. De vez en cuando, y a pesar de la diversificación, se ponen de acuerdo para ir mal gran parte de las estrategias. Durante el mes ha aumentado la volatilidad de determinados activos como los bonos, la energía (como hemos comentado antes) o los metales, por lo que el modelo de gestión monetaria ha disminuido su peso dentro de la cartera para tener controlado el riesgo dentro de los límites deseados.

                Para suplir la bajada de ponderación de determinados activos se han introducido nuevos como el algodón, la libra, el dólar australiano y el franco suizo, todas ellas frente al dólar. Estos cambios realizados a mitad de mes han surtido el efecto deseado y han ayudado a recuperar parte de lo perdido durante la primera parte de septiembre.  

                Seguimos con una correlación negativa del -0.22 con el SP500 en lo que llevamos de año, y con la volatilidad del fondo controlada en el entorno del 4% anualizado.  El ratio de sharpe en lo que llevamos de año se mantiene por encima de 1, concretamente 1.73, lo que es un buen indicador de que las cosas están yendo según lo esperado. Quiero recordar que a largo plazo nuestro objetivo es mantenernos por encima de 1, es un objetivo ambicioso y esperamos poder cumplirlo.

                Hemos cerrado los tres primeros trimestres del año en positivo, esperamos poder decir a final de año que hemos cerrado los cuatro, pero en el mundo de la inversión nunca hay nada seguro y hay que estar psicológicamente preparado para las rachas negativas, la paciencia y la disciplina son dos virtudes esenciales a la hora de gestionar capital. No hace falta decir que pondremos todo nuestro esfuerzo en que así sea y de esta manera poder cumplir con nuestros objetivos de rentabilidad y riesgo.

Informe Mensual de Gestión Anattea FI KUTEMA

El mes de septiembre la rentabilidad de Anattea FI Kutema ha sido del -0.89% y un +7.99% en lo que llevamos de año,con una desviación estándar diaria en septiembre del 0.33%, lo que deja una volatilidad anualizada en el año del 4.29% dentro del límite del 5% que el fondo tiene como objetivo.



Gráfico 1: Evolución de Anattea FI Kutema  en septiembre

Tabla 1: Tabla de rentabilidad y volatilidad de Anattea FI Kutema SEPTIEMBRE 2019

En el gráfico 2 podemos ver la rentabilidad por activo en el mes de septiembre de los activos que componen la cartera.


Gráfico 2: Rentabilidad por activo KUTEMA septiembre de 2019.

Por último, en el gráfico 3 podemos ver la composición de la cartera a día 30 de septiembre.

En septiembre se han corregido los excesos de agosto donde la renta fija tuvo excelentes rentabilidades.  Desde agosto hemos ido disminuyendo la exposición de la cartera para adaptarnos a la volatilidad creciente lo que ha hecho que la caída de septiembre haya sido amortizada en parte, así el etf TLT que invierte en bonos gubernamentales a 30 años USA se ha dejado durante septiembre un -2.85% y el etf IEF que invierte en bonos gubernamentales a 7-10 años USA se ha dejado un -1.35%. De momento nuestros modelos nos siguen indicando modo “Risk off” así que mientras no haya cambios seguiremos invertidos en renta fija gubernamental USA y alemana de diferente maduración, y en renta variable en el sector farmacéutico dado su carácter defensivo.

                Pablo González – Fund Manager de ANATTEA Gestión SGIIC