Opciones vs Futuros (parte 2)

TERCERA OPERACIÓN

Como vemos en la tabla de la página anterior la tercera operación es un corto en Yen que sale mal, salta el stop. Esto nos va a permitir comprobar el riesgo.

La pérdida final es de 2625 (tabla) mientras que el riesgo era de 2514 (debajo). Vemos que la diferencia son las comisiones y también hay un poco de redondeo en el precio del Cover.

Con opciones nos sale que la Put 0.00936 tiene justo delta -0.7.

La Put tarda unos 33 días en irse al stop loss, así que pierde casi todo su valor. Vamos al simulador y vemos que la PUT tenía un valor de $1962.5 y tuvo una pérdida de $1823.75, casi todo su importe.

De nuevo vemos que hubiera sido mejor hacer la operación con opciones, ya que sale mal y se pierde menos que con futuros.

OPERACIONES CUARTA Y QUINTA

La cuarta operación es un largo (Call) en Harina de Soja. Los granos son poco apalancados así que la ganancia con el futuro es de solo 590 dólares y con la opción de solo 504 dólares. Si la operación es una ganancia para calcular la pérdida de la opción estoy asumiendo que tarda el promedio de tiempo (11 barras o 15 días) en irse al stop.

La quinta operación es con SOJA y ocurre en el mismo día que la de Harina de Soja anterior pero esta termina en una ligera pérdida, que es mayor en la opción, como es normal, porque transcurren 22 días. En realidad esta es la primera operación con peor ratio en opciones que en futuros. Con opciones lo peor es cuando el mercado casi no se mueve.

OPERACIÓN SEXTA

Esta operación es muy interesante ya que es la mayor pérdida de las 10. Pero no alcanza el stop loss, se sale antes. Si hubiera saltado el stop sería una pérdida de más de 5000 dólares porque es con Gasóleo de Calefacción, uno de los mercados más apalancados.

OPERACIONES SÉPTIMA Y OCTAVA

La séptima se trata de un corto (Put) en Plata que gana 500 dólares con el futuro, pero tarda un mes así que con las opciones se quedaría en una ganancia de 377 dólares.

La octava es un corto en Cobre que vemos debajo. El futuro gana 1575 dólares mientras que la opción 1292. Pero lo relevante es el riesgo que en el futuro es de 5337 dólares.

OPERACIONES NOVENA Y DÉCIMA

Debajo vemos la operación novena (marcador vertical) y seguido la operación décima que terminó en stop loss. La operación novena fue justo lo que le viene bien a las opciones, una operación rápida con una subida parabólica.

El futuro ganó 1420 dólares y la opción de delta 0.7 ganó 1276.50. El riesgo del futuro no fue muy elevado, solo 2829 dólares mientras que la opción no podía perder más de 1100 que era la prima. Si hubiera saltado el stop sería una pérdida de casi el 100% o 1085 dólares.

La operación décima pierde 110 dólares cuando se cierra este estudio. Solo duró un día. Con opciones pierde solo 15 dólares aunque en la realidad sería parecido al futuro por la horquilla y las comisiones. Esto lo comentaremos más adelante.

Y por fin tenemos todos los datos para hacer nuestra comparación entre futuros y opciones con delta 0.7.

Debajo vemos que los futuros han ganado 1286 dólares. Las opciones han ganado más porque a pesar de acumular menos en las ganancias perdieron mucho menos en las pérdidas y eso ha terminado en un resultado mucho mejor, ganando 2500 dólares al final.

Pero lo más llamativo es el riesgo. Los futuros acumularon casi 39.000 dólares de riesgo en las 10 operaciones. Si hubieran saltado los 10 stops la pérdida hubiera sido desastrosa. Las opciones arriesgaron menos de la mitad, 15.000 dólares en números redondos.

Como se puede ver debajo en negrita los futuros solo sacan el 3.3% de lo que arriesgan mientras que las opciones sacan un 17% del riesgo. De sobra es conocido que las opciones tienen un retorno sobre el margen mayor que ningún otro instrumento financiero.

CONCLUSIONES

Hay muchos puntos que comentar sobre este estudio:

  • En todas las simulaciones se ha buscado la opción que tenga una delta más cercana a 0.7 (o -0.7 las PUT). Se desconoce si este strike escogido a propósito puede estar disponible en el mercado. Es bastante probable por ser números redondos pero algunos mercados como los Granos tienen los strikes muy separados.
  • Se asume que las opciones se compran con 40 días a vencimiento, para buscar un equilibrio entre el coste de la opción y evitar el deterioro por paso del tiempo que se acelera en el último mes. No siempre es posible escoger los vencimientos que uno quiere. Los más líquidos (p.e. los índices) tienen vencimientos cada semana pero otros mercados tienen muy pocos vencimientos disponibles.
  • Se ha considerado que el riesgo de la opción es la pérdida que tiene cuando el futuro esté en el stop loss. Aquí no se tiene en cuenta cambios de volatilidad. Sin embargo, en las operaciones ganadoras se ha asumido que si hubiera una pérdida se tardarían 15 días en llegar al stop, ya que eso es el promedio de barras en las operaciones (11 barras). De llegar antes al stop la pérdida sería menor y de llegar más tarde mayor. Igualmente si subiera la volatilidad la pérdida sería menor y si bajara sería mayor. En realidad el riesgo ABSOLUTO de la opción sería la prima. La opción comprada no puede perder más que la prima, pero para hacer la comparación correctamente con el futuro lo hacemos así.
  • Como todo es simulación no sabemos el precio exacto de la opción en el mercado. Los modelos de opciones arrojan un precio y el mercado tiene otro. Cuando cambiamos la volatilidad para que coincidan tenemos la volatilidad implícita de la opción. Como no tenemos datos del mercado hemos utilizado la volatilidad y precio sugeridas por el simulador. En mi experiencia los precios son muy parecidos a los reales. Lo más caro son los índices y los metales y lo más barato son los granos. La tabla muestra esta tendencia.
  • El lector puede sorprenderse al ver que una operativa que termina en ganancias pueda dar expectativa negativa. Esto es por la forma en la que lo he calculado. He utilizado el riesgo como si fueran pérdidas. Por ejemplo, en la primera operación con futuros si se gana $1437 con un 60% de probabilidad y se pierde $3072 con un 40% el resultado es negativo, es una expectativa de 1437*0,6-3072*0,4=-$366 o una pérdida de 12 céntimos por dólar arriesgado (se divide por la pérdida). Lo que esto quiere decir es que si esto se repitiera indefinidamente con estos importes la operativa terminaría en pérdidas. Pero luego resulta que el sistema no termina en stop loss todas las operaciones perdedoras sino que muchas se cierran antes, con importe menor. Los resultados de expectativa reales (extraídos de todas las operaciones) que arrojan son estos:
  • Esta última tabla es justo lo que nos interesa, con esta muestra de operaciones el sistema CCIE tiene una expectativa de 33 céntimos de ganancia por dólar arriesgado (perdido) para futuros mientras que con opciones es el doble. Se esperaría ganar 65 céntimos por dólar.
  • En la tabla grande (pág 10) vemos que todas las expectativas individuales de los futuros son negativas (calculadas respecto al riesgo); sin embargo en las opciones hay 2 ocasiones con expectativas positivas. Ambas con Harina de Soja.
  • Por simplificar en los cálculos no se han incluido las comisiones de las opciones, pero no son nada despreciables, vamos a corregirlo restando $150 por trade ya que las opciones tienen mayor coste que los futuros, sobre todo por la horquilla bid/ask que puede suponer 75 dólares o más en las opciones menos líquidas. Con esta modificación el resultado sigue siendo favorable para las opciones:
  • En definitiva, y para terminar, este estudio muestra que utilizar opciones dentro del dinero (ITM) con delta elevada (0.7 p.e.) es una alternativa válida e incluso más favorable en cuanto a rentabilidad/riesgo que los futuros cuando se trata de implementar un sistema de trading.